Apertura de puertas

Los cerrajeros son profesionales que abren todo tipo de puertas cualquier día del año y a cualquier hora, ya sean acorazadas o blindadas, de madera o de aluminio, el caso es que ninguna puerta se queda cerrada. Incluso pueden abrir cerraduras de cualquier tipo y puertas de armarios.

Si la puerta que haya que abrir tiene la llave echada, en ocasiones pueden abrirse sin ser dañadas, usando unas ganzúas especiales dependiendo del tipo y de la marca de la cerradura, aunque a veces se necesitan usar unas ganzúas específicas.

Si la cerradura se encuentra demasiado deteriorada, pueden incluso sustituirla de manera inmediata la mayor parte de las veces, ya que suelen llevar material de muchas marcas en su vehículo.

A la hora de contratar un profesional se debe escoger de manera adecuada, eligiendo uno que esté bien cualificado y que tenga los conocimientos necesarios. En ocasiones el cliente además intenta que se les de por teléfono un precio cerrado para no llevarse ninguna sorpresa, ya que existen empresas no demasiado cualificadas que piden un plus por el desplazamiento, por nocturnidad o por urgencia.

Pero lo bueno es que hay empresas de cerrajerías que van al domicilio de sus clientes para hacer una valoración del trabajo sin compromiso, salvo que sea un servicio urgente o sea nocturno o en fin de semana, en cuyo caso suelen cobrar una pequeña cantidad por el conjunto de todos los conceptos. Y es que es fundamental llegar al sitio en cuestión y ver por ejemplo como se encuentra montada la puerta o que tipo de cerradura tiene, para evitar imprevistos, ya que algunas veces el propio cliente dice que es una puerta normal, y se piensa que se va a poder abrir en unos minutos, resultando después que es una puerta más compleja, por lo que si se le hubiera dado un precio cerrado, se tendría un problema frente al cliente.

Consulte con sus cerrajeros de confianza cualquier duda que le aparezca sin ningún compromiso, pidiendo presupuesto por el trabajo que necesite. Elija la empresa que cuente con las técnicas más vanguardistas de aperturas de puertas, en la que sus profesionales acudan a cursos de aprendizaje con el objetivo de conocer los últimos procedimientos así como las herramientas ideales para abrir puertas sin deteriorar las cerraduras.

Y es que son muchas las técnicas que existen para abrir puertas dependiendo del sistema de cerradura que tengan. Por ejemplo para las cerraduras pompa y Borjas, es necesaria bastante experiencia en el sector, así como para abrir sin estropear una cerradura tipo mottura nucleo compact, creada para no poder franquearse.

En ocasiones y después de valorar la situación, será necesario desmontar los cilindros o igualarlos. Abrir los mismos mediante la extracción es una técnica que se usa mucho. En otras ocasiones es mejor abrir la puerta con ayuda de una ganzúa eléctrica y en otras ocasiones habrá que usar técnicas de ganzuado manual.

Apertura de cajas fuertes

Hay veces que un cliente se olvida de la combinación de su propia caja fuerte y necesita abrirla. Pues bien, hay empresas de cerrajería que manipulan las combinaciones para poder hacerlo, además de usar un tecno endoscopio para poder abrirlas. Dependiendo del tipo de cerradura de la caja fuerte, se pueden usar diversas formas de abrirlas, desde el ganzuado hasta el taladro.

Apertura de coches

Los cerrajeros también están muy acostumbrados a la apertura de camiones, camionetas o coches. Y es que la prisa en la que vivimos hace que nos dejemos las llaves en cualquier sitio. Buenos resultados, un trabajo rápido y un precio económico, es lo que todos los clientes buscan en una empresa de cerrajería.

En este caso se pueden usar técnicas de ganzuado para aquellas cerraduras de placas con llaves de dentado doble. También se pueden decodificar las cerraduras de diferentes marcas, o decodificar el tallado de llave, del corte de la misma o del microchips. Se usan tecnologías para trabajar sin causar daños en el coche, además de controlar la clonación y programación de llaves, usando entre otras, la técnica de impresión, un método con el que se puede fabricar una llave en el acto para una cerradura que se encuentre cerrada.

Apertura de cerraduras Fichet

Las cerraduras Fichet están consideradas como las mejores del mercado, por eso a la hora de desmontarla lo mejor es ponerse en manos de un buen profesional que conozca los componentes de esta cerradura para poder así reparar sus averías.

Apertura de puertas de seguridad

Abrir puertas acorazadas y blindadas no es una tarea sencilla, pero con pericia y paciencia, un buen cerrajero podrá abrirlas. Y es que aunque mucha gente piense que ambas puertas son iguales, lo cierto es que una puerta blindada es una puerta de madera que tiene un reforzamiento de hierro puntual, no pudiéndose considerar puerta de seguridad ya que su resistencia es baja, siendo sus refuerzos ineficaces ante un ataque con palanca.

Por otro lado una puerta acorazada cuenta con una estructura de hierro integral con unos grados de seguridad que hace que su estructura sea más resistente que la de una puerta blindada, aunque la calidad baja de su escudo protector, de su cilindro y de su llave hacen que se pueda abrir fácilmente por un cerrajero especializado.

Por otro lado una puerta de seguridad se diferencia de las anteriores porque resiste cualquier ataque prácticamente. Apta para locales, edificios y viviendas, gracias a su estructura de acero hace que su sistema de cierre también esté protegido, siendo casi inexpugnables y pudiendo resistir ataques de mordazas de presión, imán de neodimio, extractor de cilindros, llaves falsas, brocas cuadradas, taladros eléctricos, etc.

Pero un buen cerrajero tendrá la capacidad de poder abrir puertas blindadas, acorazadas y de seguridad sin dañar la puerta, el marco o la cerradura de seguridad, gracias a las excelentes herramientas con las que cuenta así como la experiencia que ofrecen.

Apertura de puertas de garaje

Existen varias formas de abrir puertas de garaje automáticas. Una de ellas es con pulsador, que se coloca en la pared interna del garaje y que hay que mantener pulsados cuando la puerta baja o sube. Otra manera es con una cerradura de contacto que suelen encontrarse en un cajetín pequeño que tiene un contacto que cuando se gira la llave hace que la puerta se active. Ambas opciones son instaladas como medida de seguridad en caso de que los automatismos inalámbricos fallen.

La manera más usada para abrir una puerta automática es el mando a distancia, además de la más cómoda, ya que no es necesario bajarse del coche para abrir la puerta. Hay muchos modelos más o menos seguros con diferentes frecuencias y con diferentes opciones de programación.

La última novedad es abrir la puerta del garaje con el teléfono móvil gracias a diferentes sistemas de control a través de la instalación de una aplicación. Por último el control de acceso es el sistema perfecto si es necesario controlar la identidad de las personas que entran y salen del garaje, ya que cada usuario se encuentra identificado para acceder en una franja horario o en una zona delimitada determinada. Se puede acceder con un mando o con una tarjeta por ejemplo.

Estos sistemas se pueden estropear relativamente fácil y en esos momentos es necesaria la presencia de un cerrajero para que pueda abrir la puerta de garaje y todo el mundo pueda seguir con su vida diaria sin perder demasiado tiempo. Y es que para un cerrajero cualificado abrir este tipo de puertas no supondrá ningún problema.