Conoce la historia de la cerrajería

Si eres una persona curiosa y siempre quieres ir un poco más allá, te gustará tener consciencia de qué es la cerrajería y cómo ha ido evolucionado con el paso de los años. En primer lugar, decirte que ha sido algo que ha ido en continua evolución con el hombre, debido a la necesidad de proteger nuestros bienes frente al resto. Si quieres adquirir conocimientos acerca de la historia de la cerrajería, esta lectura te va a interesar. Podrás saber así cómo la cerradura que tienes en casa ha llegado a ser lo que es.

¿Qué es exactamente la cerrajería?

Está considerado un oficio vital para la protección de los bienes de cada persona frente a otras que pretendan robarlos.

Este oficio, pues, permite reparar, instalar y mantener las cerraduras, cerrojos o candados en perfecto estado e impedir que terceras personas se adueñen de cosas de forma indebida. La humanidad abarca, desde el principio de los tiempos, la importancia de la propiedad, por eso siempre se ha procurado cuidarlas de que pudisen ser robadas por aquellas personas amantes de lo ajeno. Para esto precisamente nación la cerrajería. Sigamos leyendo el articulo del cerrajero 24h Pozuelo.

Más de la historia de la cerrajería

Un dato muy curioso, antes no eran cerrajeros baratos Getafe, sino que eran herreros.

Y es que la cerrajería está my relacionada con la evolución de la forja. Gracias a esta, se comenzaron a fabricar cerraduras y sus correspondientes llaves para abrirlas. Así se conseguía que solo los propietarios tuvieran acceso al contenido que se protegía con la cerradura. Precisamente debido al ansia de las personas de apropiarse de lo que no es suyo, al mundo de la cerrajería no le quedó otro remedio que ir evolucionando, poniendo así a los ladrones las cosas un poco más difíciles.

No se sabe con exactitud cuándo se inventó, pero se piensa que los chinos y los egipcios podrían haber sido los primeros en usarla para proteger sus pertenencias de los ladrones. El éxito de la cerrajería hizo que llevara a diferentes culturas como la griega o Siria, las cuales se ocuparon de comenzar a evolucionarla, consiguiendo cerraduras cada vez más resistentes y seguras.

En esta época existían dos tipos de cerraduras. Las más seguras, las fabricadas en hierro, las cuales eran usadas únicamente por los más adinerados. Eran, obviamente, mucho más seguras que las de madera. Las cerraduras de madera eran usadas por los pobres para defender los pocos bienes que poseían y eran bastante menos seguras.

La palabra cerradura proviene del latín serrare, cuyo significado es cerrar. Esta palabra, como la práctica, ha evolucionado a lo largo de la historia.

Cuando la cerrajería llegó a los romanos, estos la reinventaron, también buscando más calidad y seguridad. Los romanos inventaron la “vuelta de llave”: un sistema de cierres de alta seguridad de aquella época.

En la edad media, la cerrajería continuó su evolución. En lugar de diseñarse primando la seguridad, se buscaba que fuesen vistosas. Los cerrajeros prácticamente eran diseñadores o incluso influencers. Cerraduras con diseños ostentosos y vistosos significaban poderío en el hogar. Pasando a ser una de las distinciones entre clases sociales. También en esta época se desarrolló en pestillo.

Todo esto ha ido evolucionando hasta llegar a lo actual, al mundo de la cerrajería digital, la cerrajería más moderna que podemos encontrar. Pero antes de llgar a esta fase, destacaremos los principales inventos en este sector.

En 1778 Roberto Barron inventó la cerradura de doble vaso. Esta cerradura provocó un salto evolutivo muy importante. Gracias a estas cerraduras, el perno solo se podía extraer con la llave correcta. Esto incrementó el nivel de seguridad que ofrecía la cerrajería en aquel momento.

Algo más tarde, en 1784, José Bramah inventó la cerradura de seguridad o “resorte”. Fue imposible abrir hasta pasados, nada más y nada menos que 60 años, fue Alfred Charles quien consiguió abrirla y demostrando su vulnerabilidad.

Es por eso que cientos de investigadores se pusieron a investigar para tratar de conseguir un sistema más eficiente, más seguridad. Fue en el año 1818 cuando Jeremiah Chubb inventó la cerradura con detector.

En 1857 se inventó la cerradura de combinación de llave cambiable, su creador fue James Sargent. Fue usada y, además, en el año 1873 se creó la cerradura del tiempo, que se basaba en este modelo. Esta cerradura daba un tiempo a la persona para abrirse. En el caso de que no se abrise, se volvía a cerrar.

Linus Yale inventó en el año 1848 la cerradura del vaso del perno, a través de esta se conseguía identificar las distintas llaves a través de pequeños tubos interiores en la cerradura. Curioso, su hijo mejoró la cerradura en el 1861. Consiguiendo usar llaves más pequeñas, para que transportarlas fuera menos complicado. Las llaves pasaron a ser planas y a contar con bordes serrados. Sin duda alguna, estos fueron los inicios de las llaves actuales. Solo n año después se desarrolló la cerradura de combinación moderna.

Samuel Segal inventó las cerraduras que se conocen como Jemmy prueba. Estas permitían ser cerradas desde dentro, impediendo que quien se encontrase en el exterior pudiese entrar. Fue inventada en el año 1916.

El investigador Harry Soref aportó mucho al mundo de la cerrajería. En 1921 inventó la cerradura Master Lock Company y en 1924 mejoró los cerrojos, consiguiendo que estos ofreciesen más seguridad.

Los cerrajeros en la historia

Estos profesionales han jugado siempre un papel muy importante, ya que han asegurado los bienes de otras personas frente a los atracos por parte de los ladrones.

Es sabido, por ejemplo, que los cerrajeros a disposición de reyes, por ejemplo, debían hacer un juramento que los obligaba a jurar que bajo ningún concepto darían a nadie una llave, todo esto, bajo pena de muerte. Por lo cual hablamos de que, en esos tiempos, se trataba de un oficio complicado.

¿Qué hacen los cerrajeros en la actualidad?

Este oficio ha evolucionado notablemente en los últimos años.

Ya no cargan con tantas responsabilidades. A día de hoy solo se ocupan de cambiar las cerraduras para tratar que sus clientes estén lo más seguros posibles en casa. Y en caso de pérdida de llaves, pueden abrir la cerradura de la vivienda o del negocio para que sea posible volver a entrar. Muy importante recordarte que si pierdes las llaves es primordial que solicites un cambio de cerradura para evitar que las llaves que se han perdido sean usadas para robar en tu hogar.

Hasta hace poco, el oficio era transmitido de padres a hijos. Se consideraba, por norma, un oficio generacional, al que era, por ende, bastante complicado acceder. Actualmente eso no es así y cualquier persona que desee ser cerrajero podrá serlo. Solo será preciso realizar los cursos necesarios y prepararse para obtener los conocimientos correspondientes. Una vez se tenga el título existe la opción de montar tu propio negocio o trabajar para alguna empresa del sector.

No hay cerradura que se le resista a un cerrajero. Da igual que sea de una vivienda, de un coche, de un edificio…

Reparan y mantienen cualquier sistema de seguridad, como pueden ser cerraduras, cerrojos o candados.

También son los que se encargan de vender estos sistemas de seguridad y de realizar copias de seguridad de las llaves. Aunque también es cierto que existen, a día de hoy, hay cerraduras anti copias, por lo que no cualquier cerrajero podrá hacer copias de una llave.

Muchos cerrajeros están especializados también en otras áreas relacionadas con el mundo de la seguridad.